Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa Francisco en la audiencia general: sin diálogo entre jóvenes y ancianos no hay futuro


El Papa entró caminando al aula Pablo VI del Vaticano entre gritos de alegría.

Francisco continuó su ciclo de catequesis sobre el valor de los mayores y explicó en qué consiste la vocación de los ancianos.

FRANCISCO
Esto para mí es el núcleo, lo más central de la vejez. La vejez debe dar testimonio de sus bendiciones a los niños. Dar testimonio de la fe a un niño es sembrar esta vida. También la vocación de los ancianos es dar testimonio de humanidad y de la fe.

El Papa subrayó la necesidad de poner este testimonio en acción a través del diálogo entre generaciones.

FRANCISCO
Donde los niños, donde los jóvenes hablan con los viejos, hay futuro. Si no se da este diálogo entre viejos y jóvenes el futuro no se ve claro. La alianza de los ancianos y los jóvenes salvará la familia humana.

Francisco no tardó mucho en dar ejemplo con sus actos.

¿Ey, cómo estás? ¿Cuál es tu nombre?

Un niño subió al escenario para acercarse al Papa y saludar a la multitud.

¿Te gusta estar aquí? ¡Acomódate!

FRANCISCO
En la audiencia hablábamos del diálogo entre viejos y jóvenes. ¡Este ha sido valiente y está tranquilo!

El niño se quedó al lado del Papa mientras bendecía a la multitud. Se marchó con una bendición especial para él solo.

JM

TR:RM