Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El brazo social del Vaticano presenta su sistema de trabajo


Uno de los cambios en la reforma de la Curia fue concentrar cuatro departamentos encargados de áreas sociales en un solo dicasterio: el de Desarrollo Humano Integral.

Recientemente ha presentado su sistema de trabajo, basado en tres pilares. El primero es la escucha de los problemas en las iglesias locales. El segundo, investigar a fondo esas cuestiones y, por último, comunicar líneas guía.

Fue lo que hicieron, por ejemplo, durante la pandemia, al pedir a la comunidad internacional distribuir vacunas en los países pobres.

CARD. MICHAEL CZERNY
Prefecto, Dicasterio Desarrollo Humano Integral
Queremos elaborar o trabajar lo que parecen ser las preocupaciones prioritarias para que, después, el pueblo de Dios testifique, de testimonio, de que, gracias a Dios, la Iglesia les ha acompañado. Eso para nosotros es el éxito.

El objetivo es ayudar a hacer presente la Doctrina Social de la Iglesia en todo el mundo. Por ejemplo, una de sus áreas de trabajo más importantes son las migraciones. De hecho, gracias a su trabajo la Santa Sede pudo presentar sus aportaciones al Pacto Mundial de la ONU sobre las migraciones.

La secretaria de este dicasterio, Alessandra Smerilli, explica que en los últimos meses se ha potenciado la capacidad de escucha de este ministerio del Vaticano. Aspiran a ayudar a las comunidades a identificar cuándo algo está fallando para abordarlo a tiempo.

HNA. ALESSANDRA SMERILLI
Secretaria, Dicasterio Desarrollo Humano Integral
Este paso, creo que está claro, de la escucha y diálogo a la investigación y reflexión y de ahí a la comunicación y restitución... necesita ser un flujo continuo y necesita de una gestión de todo este flujo para que no se quede después en solo palabras.

Es una labor muy ambiciosa que comenzó hace ya un mes y que aspira a no dejar a nadie solo.

RM/JRB