Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Postulador de los padres de Teresa de Lisieux: Ayudan a buscar pareja y a serle fiel


El próximo domingo el Papa canonizará a Celia y Luis Martin, ya famosos por ser los padres de una de las santas más queridas en todo el mundo, Teresa de Lisieux. Se convertirán en la primera pareja de santos de los tiempos modernos y su fiesta será el 12 de julio, dí­a de su boda. 

P. ANTONIO SANGALLI
Vicepostulador 
"Lo extraordinario de la vida de esta pareja es la normalidad de su vida diaria. Era la vida cotidiana de cualquier familia". 

Antonio Sangalli ha estudiado al detalle sus vidas y ha recopilado las pruebas para que demostrar que vivieron como santos. Cuenta que se casaron en 1858. Él era un relojero de 34 años y ella una bordadora de 27. Sus talleres iban bien y no tuvieron problemas económicos. Pero siempre vivieron con gran sobriedad. 

P. ANTONIO SANGALLI
Vicepostulador 
"A pesar de ser una familia de clase burguesa, nunca tuvieron esa mentalidad acomodada. En casa eran muy sobrios. Sus hijas se quejaban de que eran demasiado generosos con los pobres. Y el papá les respondí­a: "Donad, donad, donad, haced felices a las personas". A las hijas esa sobriedad les costaba, porque a lo mejor ellas comí­an pan muy sencillo, y daban a los pobres uno mejor". 

Luis y Celia no tuvieron una vida fácil. Perdieron a cuatro hijos, ella tuvo un cáncer y él una dura enfermedad mental. Sin embargo, nunca perdieron la confianza en Dios

P. ANTONIO SANGALLI
Vicepostulador 
"Nunca dudaron de la presencia y la ayuda de Dios en sus vidas. Ya sea en los momentos alegres como en los difí­ciles. Basta recordar que estuvieron casados sólo 19 años, Luis perdió a Celia cuando tení­a 47 años y se quedará viudo 17 años. Perdieron a 4 hijos. No les faltaron las dificultades, pero tampoco la confianza en Dios". 

Antonio Sangalli explica que ya desde hace tiempo muchas personas piden ayuda a esta pareja de santos; y que su especialidad es ayudar a encontrar novio o novia, ayudar a tener hijos, y ayudar a enamorarse cada dí­a más de la esposa o del marido.