Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Músico americano entra al seminario y tocará en la Jornada Mundial de la Juventud


En busca de una vida de aventura, John Klein nunca se habrí­a imaginado que combinar su amor hacia Dios y por la música habrí­a dado resultados tan buenos. Entre ellos, tocar para decenas de miles de jóvenes por segunda vez en la Jornada Mundial de la Juventud.

Fue al abandonar su deseo de fama cuando algo en él cambió interiormente. Entró en el seminario de los Legionarios de Cristo y comenzó a escribir música para proponer otros horizontes.

JOHN KLEIN 

Seminarista, Legionarios de Cristo

"Tení­a el deseo de, ya sabes, vivir una aventura en la cual pudiese tocar mi música en cualquier parte. Vi lo superficial que era la industria de la música y eso me condujo a un deseo de hacer algo más grande. Una aventura, que supongo que era menos egoí­sta y que me llevó a rezar y a preguntarle a Dios: ¿Qué tengo que hacer con mi vida?".

Tras esta pregunta recibió su respuesta, aunque no formaba parte del plan original que tení­a para su vida. Este plan incluí­a una misión: compartir el Evangelio, y lo que es más importante, a través de la música que tanto ama.

JOHN KLEIN 

Seminarista, Legionarios de Cristo

"Siempre pensé, que si entraba al seminario tendrí­a que colgar la guitarra, meterla en un armario y no volverí­a a verla más. Incluso pensé que era bueno porque habí­a intentado durante tanto tiempo tocar la guitarra para alcanzar la fama, por conseguir atención, que no me importaba dejar todo eso atrás y dedicar mi vida a Cristoâ?.

Sucedió todo lo contrario. Su pasión por la música se incrementó porque la puso al servicio de los demás. Klein asegura que Dios da a cada persona unas habilidades particulares dentro de un contexto de una "misión especialâ? que prepara para ellos.

Aunque John pensaba que su vida se vendrí­a abajo al entrar al seminario, no fue así­. Por eso asegura que nunca debemos temer a nada.

JOHN KLEIN 

Seminarista, Legionarios de Cristo

"Una de mis frases preferidas del Papa Benedicto XVI es del dí­a en el que salió elegido que dice: No tengas miedo. Cristo te da todo y no te quita nada. Así­ que si Cristo llega a tu vida y lo dejas entrar, si amas la música, esa alegrí­a que tienes y ese amor por la música no te la va a quitar sino que te la va a seguir dando pero de una forma mucho más plenaâ?.

Un ejemplo perfecto de cómo aceptar esta nueva forma de vivir la música es tocando sus canciones en la Jornada Mundial de la Juventud este mes de julio en Cracovia. Allí­ John Klein inaugurará el encuentro  el 27 de julio desde las 2-3 de la tarde en la Plaza de Santa Marí­a Magdalena.

Todaví­a está completando la lista de canciones que tocará, pero está convencido de que entrarán en el ránking de las mejores y espera que su música haga vibrar a sus oyentes.

MB / AQ

AA

-?

-PR

Up:AG