Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Por qué caridad no es lo mismo que solidaridad


En el mundo hay 1.500.000 millones de organizaciones humanitarias y muchas más personas que se dedican diariamente a obras de caridad. El Papa también es uno de ellos y pide ayudar a los pobres pero también de los ancianos y a quienes están marginados y olvidados.

Donar tiempo y dinero es lo más habitual, es una práctica muy extendida, pero quizá no es la mejor porque no resuelve el problema.

P. GEORGE GREGORY GAY

Congregación de la Misión

"Yo pregunto a la gente: ¿Están mejor ahora las personas a las que ayudáis mejor que cuando empezásteis a hacerlo?. Cuando contestan que no, entonces pienso... ¿Esto es realmente caridad? ¿Es una prueba del amor de Dios que hace que las personas crezcan de una forma humana? Pues no, no lo es.â?

El superior general de la Congregación de la Misión y de la Hijas de la Caridad, el padre Gregory Gay, ha sido testigo de este tipo de gestos durante los últimos doce años. Asegura que existe una forma de caridad que no solo ayuda, sino que sirve para resolver la pobreza.

P. GEORGE GREGORY GAY

Congregación de la Misión

"La cuestión es cómo piensas ayudar a esas personas a salir de la pobreza: en lugar de echarles una mano, nuestra idea es tendérsela y ayudarlos a levantarse, para que puedan volver a ser responsables de sus propias vidas.â?

Un cambio de perspectiva también respecto a la polí­tica de ayuda al desarrollo. Así­ los pobres podrán ayudarse a sí­ mismos. El Papa Francisco lo menciona en "Evangelii Gaudiumâ?.

Para evitar nuevas crisis, se debe dar un paso firme. Gregory Gay pone un ejemplo que ha visto en la República Dominicana. En una aldea que no tení­a agua, los misioneros construyeron un pozo. Tras esto, la gente recobró la alegrí­a y volvió a ser autosuficiente. Plantaron sus propios campos y los cultivaron, no solo volvió la comida y el agua, sino también recuperaron la certeza de su valí­a personal y de su dignidad.

Estos son los actos que el Papa pide a todas las personas. Un cambio que no se consigue solo a través de la caridad, sino promoviendo una nueva perspectiva.

MB / AQ

MG

SV

-PR

Up:AQ