Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El arzobispo Welby y su esposa presentan al Papa a su nuevo representante ante el Vaticano


El Primado de la Iglesia Anglicana visitó de nuevo al Papa Francisco en el Vaticano.

Como muestra de la buena sintonía entre ambos se saludaron calurosamente.

“¡Qué bien verlo!”
“¡Qué bien verlo otra vez!”

El arzobispo también presentó al Papa a su esposa, a quien Francisco ya conocía.

“¿Recuerda a mi esposa?”
“Encantada de verlo de nuevo. Gracias, gracias”.

Fue entonces cuando el arzobispo Justin Welby presentó al Papa a su nuevo representante ante la Santa Sede.

“Es la esposa de mi nuevo representante en Roma. Y él es el arzobispo Bernard Ntahoturi. Trabajaron con mucho valor por la paz y los pobres en Burundi”.

Después el Papa Francisco saludó a otros miembros de la delegación que acompañaba al Primado Anglicano.

Tras las presentaciones llegó el intercambio de regalos. El arzobispo Welby obsequió al Papa con un libro y un icono.

“Lo hemos traído para usted. Hace falta barnizarlo”.
“Muchas gracias”.
“Y esto, no espero que lo lea, pero quizá uno de sus colaboradores pueda”.

El Papa, por su parte, le regaló un grabado con el olivo de la paz.

“Es precioso. Un trabajo precioso. Y es muy simbólico. Lo pondré en mi capilla para recordarnos cada día que recemos”.

Francisco también le entregó los tres escritos principales de su pontificado.

Antes de que el arzobispo se marchara, hubo tiempo para alguna broma.

“Me gusta. Puedo leer en inglés”.
“Muchas gracias, rece por mí”.
“Rezaré por usted”.
“Muchas gracias”.
“Gracias”.