Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Aumenta el número de católicos en el mundo pero se necesitan más misioneros

Muchas veces son los únicos que están o los últimos en irse. La Iglesia católica cuenta con un ejército para la caridad formado por miles de misioneros en todo el mundo que gestionan más de 216.500 centros educativos y unos 118.000 orfanatos, leproserías y centros para personas en situación de vulnerabilidad.

Para llevar a cabo esta ingente obra se necesitan manos, aunque un año más hay que lamentar un descenso de más de 16.700 misioneros laicos y de casi 12.400 religiosas.

Europa es el único continente donde disminuye el número de presbíteros. Pese a estas cifras cabe destacar una primavera vocacional, sobre todo en África y en Asia, que registran más de 1.100 nuevos sacerdotes respectivamente. 

Además, esta cifra podría crecer en los últimos años puesto que cada vez también hay más seminaristas menores. Hay 1.409 más.

Y es que la Iglesia católica sigue creciendo. Según los últimos datos disponibles de 2015 el número de católicos en el mundo ha aumentado en más de 12 millones y medio de personas. En total hay unos 1.300 millones de católicos, es decir, el 17,7% de la población mundial.