Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

De víctima de trata de personas a asesora de la ONU: Soy una persona, tengo un nombre y un rostro


A los siete años, esta mujer india fue robada a sus padres y vendida como esclava infantil. La tenían en una jaula y la golpeaban, hasta que estuvo tan mal que sus traficantes pensaron que iba a morir.

RANI HONG
Asesora ONU para luchar contra la trata de personas

“Me tenían en una jaula. Lo llamaban 'tiempo de sumisión', para que aprendiese a escuchar al maestro y someterme. Estamos hablando de tener encerrado a un ser humano, que era yo. Me decían que no valía nada. Mis traficantes no veían ningún valor en mí, pero querían ganar dinero, así que mi dueño me vendió como adopción internacional".

Fue adoptada por una familia de EE.UU. Allí tuvo que aprender a comunicarse y a mirar a la gente a los ojos. Durante esos años recuperó la voz que había perdido. Ahora lleva 18 años ayudando a otras víctimas y compartiendo su historia.

RANI HONG
Asesora ONU para luchar contra la trata de personas

“Yo soy una persona. Quiero que me recuerdes. Tengo un nombre. Tengo un rostro y tuve una madre y un padre que me amaron”.

Hoy, trabaja con la ONU para ayudar a los países. Quiere asesorarles para diseñar y aplicar leyes que detengan el tráfico de personas.

RANI HONG
Asesora ONU para luchar contra la trata de personas

"La trata es mucho más frecuente de lo que parece. A veces no queremos creerlo, pero es muy frecuente. La diferencia con el tráfico de drogas es que las drogas se pueden usar una vez y las personas, se venden una y otra vez".

Rani y su marido Trong, que fue niño soldado en Vietnam, han lanzado “The Tronie Foundation”, una organización mundial que sensibiliza y protege a los niños del tráfico de personas y de la esclavitud.