Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


El Papa se inscribe en la Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019

El Papa Francisco es el primero que se ha apuntado a la Jornada Mundial de la Juventud de Panamá. Lo hizo durante el ángelus del domingo, con una tableta. 

FRANCISCO
“Hoy se abren las inscripciones a la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Panamá en enero de 2019. También yo, en presencia de dos jóvenes, me apunto ahora a través de Internet. Ya está, me he apuntado como peregrino a la Jornada Mundial de la Juventud. Ahora tenemos que prepararnos, ¿eh?”.

El Papa Francisco también felicitó por adelantado el Año Nuevo Chino, que se celebra el 15 de febrero. 

FRANCISCO
“Envío un cordial saludo a todas las familias de Extremo Oriente: que en ellas se viva cada vez más la solidaridad, la fraternidad y el deseo de bien, contribuyendo a crear una sociedad en la que cada persona es acogida, protegida, promovida e integrada. Invito a rezar por el don de la paz, un tesoro precioso que se persigue con compasión, horizontes y valentía”.

Durante el ángelus, el Papa recordó la escena en la que Jesús cura a un enfermo de lepra. Dijo que esta enfermedad es imagen de nuestros pecados.  

FRANCISCO
“Y ahora, hagamos un momento de silencio y que cada uno, -vosotros, yo, todos-, piense en su corazón, mire dentro y vea las propias impurezas, los propios pecados. Y que cada uno, en silencio, pero con la voz del corazón, diga a Jesús: “Si quieres, puedes purificarme”. Lo hacemos en silencio.

“Si quieres, puedes purificarme”.

“Si quieres, puedes purificarme”.

Y cada vez que vamos al sacramento de la Confesión con corazón arrepentido, el Señor dice también a nosotros: 'Quiero, sé purificado'”. 

Como se celebraba la Jornada Mundial del Enfermo, el Papa envió una bendición especial a quienes tienen problemas de salud, y a quienes se sientes solos o abandonados.