Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa cede y acepta renuncia de obispo de Ahiara, rechazado por “motivos étnicos”


Aunque en la web de la Conferencia episcopal de de Nigeria sigue apareciendo como obispo de Ahiara, monseñor Peter Ebere Okpaleke ha anunciado su renuncia. 

Benedicto XVI le nombró obispo de Ahiara en diciembre de 2012. Pero ni el clero ni muchos laicos lo aceptaron porque procedía de una minoría étnica. En estos 5 años le han impedido ocupar el cargo y tenido que residir en Awka, a 96 kilómetros.

Francisco lo invitó al Vaticano en junio de 2017 y exigió a estos sacerdotes que lo aceptaran y se disculparan por escrito. Aunque algunos se negaron, la mayoría lo hizo, pero explicaron que en esta situación les costaría trabajar con el obispo.

Este miércoles de ceniza, monseñor Okpaleke presentó su renuncia para zanjar la cuestión y facilitar “la re-evangelización de los fieles y los sacerdotes de la diócesis de Ahiara”.

En un comunicado de prensa, el Vaticano ha explicado que el Papa acepta la renuncia, pero que no tiene previsto que haya un nuevo obispo. Por eso, ha nombrado “administrador apostólico” al obispo de una diócesis cercana. Dice que con esta medida espera que la Iglesia local “recobre su vitalidad”.