Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Vaticano acoge congreso de Bioética concienciar sobre la desigualdad social antes del nacimiento


La Bioética es la rama de la ética dedicada a la conducta más apropiada del ser humano respecto a la vida. Los principios a veces no están muy explícitos y son diferentes según la cultura y la religión. 

Por eso, el Vaticano ha reunido en un congreso a expertos de todo el mundo de distintas religiones para hablar sobre la vida y el derecho a la vida.

“La Bioética es una ciencia de corto nacimiento, nació en los años 70 aproximadamente y desde entonces ha tomado muchísimo auge. Por eso, es importante este tipo de reuniones y que en general la sociedad tome más conciencia de que es importante reflexionar sobre todo esto de manera de manera que no terminamos creyendo que todo lo técnicamente posible es éticamente aceptable”.

Los expertos explican que para entender todas las decisiones y poder establecer un diálogo, primero se debe conocer la visión de las diferentes religiones y personas. Pone como ejemplo el caso del aborto.

MARTA TARASCO MICHEL
Presidenta, Academia Nacional Mexicana de Bioética
“El catolicismo dice un 'no' radical, algunas corrientes del cristianismo dicen 'no' radical, otras dicen 'pues depende'. En el Islam se dice 'no', pero por capricho, pero sí si pone en peligro a la madre. En el judaísmo, igual, y además en el judaísmo es si el bebé viene enfermo”.

La cuestión principal en este congreso es comprender cómo influye el lugar, el entorno y la cultura ya desde el nacimiento del bebé y qué se puede hacer para que no limiten la dignidad humana tanto de la madre como del bebé.

STEFANO SEMPLICI
Presidente, Comité Bioético Asociación Italiana de Pediatría
“El objetivo del congreso, para resumir todo lo que ha dicho el Papa, es unir una dimensión de esperanza teológica a una dimensión concreta de solidaridad y responsabilidad ante las desigualdades que existen ya desde el mismo nacimiento”.

El artículo 1 de la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas dice que “Todos hemos nacido libres e iguales. Todos tenemos nuestras propias ideas y pensamientos. Todos deberíamos ser tratados de la misma manera”. Eso es precisamente lo que quiere promover el Vaticano con este encuentro.