Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Nueva luz en 'La Piedad' para iluminar los ojos del alma


A partir de ahora contemplar la espectacular Piedad de Miguel Ángel no será igual. El Vaticano decidió dar un toque de luz para poderla observar mejor. O mejor dicho: ha cambiado la iluminación por otra menos agresiva que permite además ser regulada y focalizada para centrarse en distintos puntos de esta obra maestra.

Por ejemplo, se puede iluminar de forma que se remarquen las sombras, o de forma lírica, para la obra misma sea como una fuente de luz, o de forma frontal, para percibir la rugosidad de la escultura, su plasticidad, la destreza artística de su autor. 

Para muchos “La Piedad” de Miguel Ángel es fe esculpida. El artista tenía solo 23 años cuando la realizó y a todos sorprendió el dulce, sereno y joven rostro de la Virgen que sostiene a su Hijo difunto en brazos. Miguel Ángel dijo que lo esculpió así porque quienes aman a Dios no envejecen.