Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Cardenal Francis Arinze: En la Iglesia nadie es espectador


El cardenal Francis Arinze, antiguo prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha publicado el libro “The Evangelizing Parish” (La Parroquia Evangelizadora).

Quiere que este texto ayude a que sacerdotes y laicos consideren la parroquia como el lugar principal para difundir la fe. 

Habla por ejemplo sobre los movimientos y grupos que trabajan con las parroquias. Dice que su trabajo es muy importante, pero que a veces existe el peligro de que se perciban a sí mismos como "los auténticos católicos" y vean a los otros como "normales". 

CARD. FRANCIS ARINZE
Ex Prefecto, Congregación para el Culto divino

"Funcionan en armonía con la parroquia. Están de acuerdo con las reglas diocesanas. Pero no caminan con la parroquia, sino como un grupo independiente. Ese es el riesgo".

 También habla sobre la importancia de la vocación laical. Señala que existe la tentación de que los laicos practiquen aspectos de la vida de los religiosos, en lugar de responder a su llamada a santificar el mundo. 

CARD. FRANCIS ARINZE
Ex Prefecto, Congregación para el Culto divino

“Evangelizarás el mundo desde dentro. Ese el apostolado específico de los laicos, cristianizar desde dentro el ámbito secular, que significa su familia, su trabajo y su profesión".

Dice que para dar vida a la parroquia, los sacerdotes deben ser más cercanos, como el Papa Francisco, y conocer mejor a sus feligreses aunque no sea fácil. 

CARD. FRANCIS ARINZE
Ex Prefecto, Congregación para el Culto divino

"El Papa dice que prefiere una Iglesia que se ensucie los zapatos porque va al encuentro de la gente. No una que se sienta en la comodidad de la sacristía".

Según el cardenal, nadie puede ser espectador en la Iglesia, pues se requiere que todos participen. Por eso, su propuesta para las iglesias y parroquias es que apuesten por dar doctrina, cuidar el culto, y promover gestos de servicio.