Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa invita a almorzar en el Vaticano con más de 1.500 personas sin techo


Con motivo de la celebración de la II Jornada Mundial de los Pobres, el Papa celebró una misa y organizó un especial y multitudinario almuerzo en el aula Pablo VI al que acudieron 1.500 personas sin techo de Roma. 

Esta iniciativa del Papa Francisco, que comenzó el año pasado, quiere poner fin a la indiferencia y a la cultura del descarte.

Nada más llegar, el Papa saludó a los cocineros, que eran del Hotel Hilton. Algunos no pudieron contener las ganas de acercarse al Papa ni sus lágrimas...

Y ante la incredulidad de quienes lo observaban, el Papa inauguró el almuerzo con unas palabras de agradecimiento.

“Que Dios bendiga a todos los que estamos aquí, a cada uno de nosotros, que bendiga nuestros corazones, nuestras intenciones y que nos ayude a seguir adelante. Amén. ¡Buen almuerzo!”.

El Papa se sentó con ellos a comer, hubo tiempo para bromas y risas. Quienes compartían mesa con él no pudieron evitar hacer fotos y quienes estaban en las otras mesas solo tenían ojos para Francisco.

Además, contó hasta con acompañamiento musical.

Un día inolvidable, para quienes desgraciadamente están acostumbrados a no ser tratados con cercanía, igualdad o respeto.