Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Tagle y Scicluna: Las víctimas no pueden ser ignoradas y la ley debe ser respetada


Fueron los primeros que intervinieron. Al cardenal filipino Luis Antonio Tagle y al arzobispo maltés Charles Scicluna les tocó abordar la cuestión de las responsabilidades de los obispos ante los abusos. 

El cardenal pidió a los obispos que no tengan miedo de mirar y tocar las heridas de Cristo en las personas maltratadas. También dijo que es necesario intentar ayudar tanto a la víctima como al autor del delito. 

CARD. LUIS ANTONIO TAGLE
Arzobispo de Manila (Filipinas)
“En cuanto a las víctimas, tenemos que ayudarlas a expresar sus profundas heridas y curarse de ellas. En cuanto a los perpetradores, tenemos que aplicar la justicia, ayudarlos a afrontar la verdad sin teorías, y al mismo tiempo no descuidar su interioridad, sus propias heridas”.

Recordó que es prioritario tener en cuenta el sufrimiento de las víctimas de abusos y tomar en serio su dolor. 

Después intervino Charles Scicluna, ex fiscal general del Vaticano contra los abusos. Explicó los pasos que cada obispo debe seguir cuando alguien le informa de un posible abuso sexual. 

MONS. CHARLES SCICLUNA
Ex Fiscal General contra Abusos
“Es esencial que la comunidad sepa que tienen el deber y el derecho de denunciar los abusos sexuales a una persona de contacto en la diócesis o en una orden religiosa. Estos datos de contacto deben ser de dominio público”.

También subrayó que es de vital importancia que se respeten tanto los protocolos de la Iglesia como las leyes civiles y nacionales.

La sesión de este jueves continuará con grupos de trabajo que examinarán las responsabilidades de los obispos y concluirá con una oración y un testimonio de una víctima de abusos.