Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Vaticano: Para acabar con hambre y pobreza no basta el dinero. Hace falta compromiso de todos


El Vaticano reúne desde el jueves a decenas de expertos en desarrollo y representantes de varias religiones, para intercambiar ideas sobre cómo concienciar de la importancia de los objetivos para el desarrollo. 

Y es que para conseguir acabar con el hambre, poner fin a la pobreza o garantizar la educación de los niños, no basta el dinero o el compromiso público de los gobiernos, sino la ayuda de cada persona. Y para eso, las religiones pueden ayudar mucho, pues 8 de cada diez personas practican una. 

CARD. PETER TURKSON
Prefecto, Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral

“Para conseguir los Objetivos de Desarrollo no es suficiente con tener los medios económicos. Hay que motivar a la gente, hay que ayudar a la gente a comprometerse, apelar a su sentido ético, al compromiso moral con estos objetivos”.

SOR SHEILA KINSEY
Unión General de Superioras Generales

“La conferencia reúne a representantes de las religiones abrahámicas, y a personas de perspectivas hindúes, taoístas e indígenas. Animará a buscar modos de ampliar nuestras preocupaciones y buscar áreas de interconexión”.

El principal organizador es el Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral que espera lanzar tras la conferencia una Hoja de Ruta para que estos objetivos sean una realidad en el año 2030.

Para crear puentes entre culturas y religiones, el encuentro incluye un evento cultural con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, el Progetto Davka de Israel y la artista japonesa Hiroko Sato.