Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

“En Kazajistán lo más importante es que Dios crezca en el corazón de los creyentes”


El obispo José Luis Mumbiela vive en Kazajistán desde 1998. Dice que es testigo de cómo la pequeña comunidad católica ha ido creciendo a lo largo de estos últimos 20 años.

El proceso ha sido lento y laborioso. Los católicos son solo el 1% de la población del país y queda mucho camino por delante.

Aunque José Luis Mumbiela dice que el crecimiento más importante ya se ha producido: el de la fe de los propios creyentes.

JOSÉ LUIS MUMBIELA
Obispo de Almaty (Kazajistán)

“Es un crecimiento que yo creo que para los que son oriundos de allí es el nuevo encuentro con Cristo, no solo con la Iglesia famosa en el mundo, cuando ven el Vaticano, sino un conocimiento con Dios en su corazón y eso es el crecimiento, creo que es casi más importante que tenemos que hacer allí también.”

Los 10 obispos de la Conferencia Episcopal de Kazajistán se reunieron con el Papa. José Luis Mumbiela es el obispo de la diócesis de Almaty y presidente de la Conferencia Episcopal.

Dijo que durante el encuentro Francisco parecía contento. Les dijo que con su trabajo estaban encarnando el rostro de la Iglesia en ese país.

JOSÉ LUIS MUMBIELA
Obispo de Almaty (Kazajistán)

“'Esto es la Iglesia en misión de lo que tanto hablo.'O sea se le veía como gozoso, porque hablábamos de nuestros entusiasmos, de nuestras ilusiones pastorales, preocupaciones, un clima de Iglesia evangelizadora.”

Kazajistán tiene 18 millones de habitantes y una gran diversidad étnica y religiosa. La mayor parte son musulmanes y hay un grupo grande de ortodoxos. José Luis Mumbiela dice que la prioridad en estos países es aprender a convivir en paz.