Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La Scala Santa mostrará los escalones originales que se veneran en su basílica


Por primera vez desde hace al menos 300 años, los peregrinos podrán subir la Scala Santa sobre el mármol original. El mismo por el que según una antigua tradición caminó Jesús. Será posible sólo durante 60 días, desde el 11 de abril hasta Pentecostés. Ahí volverán a cubrirla con madera para preservarla. 

La Scala Santa lleva cerrada desde el pasado mes de julio. Los empleados han restaurado desde los frescos del techo, hasta el último escalón.

P. FRANCESCO GUERRA
Rector, Scala Santa
“Ha hecho falta restaurar la madera de nogal que recubría los 28 escalones de la Scala Santa. La ordenó poner el Papa Inocencio XIII en 1723 para preservar los escalones de mármol. Están muy desgastados por la cantidad de fieles que los suben”.

Desde hace siglos, miles y miles de personas suben de rodillas esta escalera, para recordar la Pasión de Jesús. 

P. FRANCESCO GUERRA
Rector, Scala Santa
“Los peregrinos pueden obtener una indulgencia plenaria, que supone la remisión de la mancha y de las consecuencias que deja cada pecado”.

“Además, el esfuerzo de este sacrificio permite que nos sintamos concretamente más cerca del dolor de Jesús, experimentar dolor y fatiga, como Él experimentó”.

Este sacerdote explica que el respeto y la devoción con que recorren estas escaleras ayuda a las personas a acercarse a Jesús. La escala tiene varios puntos que son especialmente importantes. 

P. FRANCESCO GUERRA
Rector, Scala Santa
“Hay cruces en algunos lugares de la escalera para proteger el lugar donde, según la tradición, cayó Jesús y hay gotas de sangre. Si se mira de cerca, se ve que se ha conservado el mármol antiguo, mientras que a su alrededor está muy desgastado”.

La tradición dice que estas escaleras de mármol fueron traídas desde Jerusalén por la madre del emperador Constantino, Santa Elena, cuando el cristianismo se convirtió en la principal religión del Imperio Romano. 

La restauración de todo el santuario y de las escaleras laterales ha durado seis años. Estarán completamente listas en torno al mes de junio de 2020. Eso sin duda animará a muchos otros cristianos a visitar este lugar en el futuro.