Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa y la ONU condenan el ataque a una iglesia católica en Burkina Faso


Es el padre Simeón Yampa. El domingo celebraba misa en su parroquia de la aldea de Dablo, en Burkina Faso, cuando un grupo armado irrumpió en el templo. El sacerdote fue asesinado junto a otros 5 fieles. Los terroristas también incendiaron la iglesia. 

Este lunes se celebraron los funerales por todos ellos. 

A través de un tuit del portavoz vaticano, Alessandro Gissoti, el Papa expresó su dolor por este ataque y aseguró que reza por las víctimas y sus familias.

Desde la ONU también ha llegado una contundente condena por este atentado. 

FARHAN HAQ
Portavoz ONU
“El Secretario general condena fuertemente el ataque a una iglesia católica durante la misa en la aldea de Dablo en la región centronorte de Burkina Faso. Expresa sus condolencias a las familias de las víctimas y desea la pronta recuperación de los heridos. Reitera además la santidad de todos los lugares de culto y espera que los atacantes puedan ser llevados rápidamente ante la justicia”.

En toda la zona del Sahel se están reproduciendo ataques de corte yihadista contra parroquias y sacerdotes. También en Burkina Faso fue asesinado en febrero el misionero salesiano Antonio César Fernández en una emboscada perpetrada por un grupo yihadista.