Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El transhumanismo y la alteración genética de las personas, el gran desafío ético de hoy


La manipulación genética, que hasta la fecha solo tenía lugar con alimentos, ya es posible en humanos. También hay dispositivos electrónicos que pueden mejorar capacidades intelectuales y que ponen sobre la mesa un intenso debate ético.

ANDERS SANDBERG
University of Oxford

“Una idea en la que he estado investigando durante un tiempo es lo que llamo emulación cerebral, que puedas escanear un cerebro humano y tener una copia en software. Esto tiene muchas ventajas. Puedes hacer copias de seguridad, no envejece, puedes tener presencia en internet, podrías descargarte en diferentes cuerpos...”

El professor Anders Sandberg, de la Universidad de Oxford, tiene claro que la Nanotecnología y la Medicina se dirigen hacia un ser humano “enriquecido” por los avances científicos. De hecho, considera que ya es una realidad. 

ANDERS SANDBERG
University of Oxford

“Pienso que el hombre mejorado ya es algo que forma parte de la Medicina. La frontera entre las terapias, la prevención y mejora es bastante difusa”.

Algunos científicos consideran que este tipo de enriquecimiento humano puede ser moralmente positivo. 

JULIAN SAVULESCU
University of Oxford

“El desarrollo de la manipulación genética significa que en el futuro sería posible alterar disposiciones morales, por ejemplo, eliminando la psicopatía desde el embrión”.

Ante este tipo de prácticas e investigaciones existe el riesgo de ver al hombre reducido a células y genes. 

ELENA POSTIGO
Universidad Francisco de Vitoria

“Hablan de la mejora humana en términos biofísicos, mientras que el ser humano es mejor o se perfecciona en una dimensión mucho más integral, que es física, sí, pero también es moral, que es espiritual, que es social...”

Y sobre todo se plantea la opción de alargar una vida que, en muchas ocasiones, no encuentra sentido. 

JANE A. DRIVER
Harvard Medical School (EE.UU.)

“Creo que el principal desafío ético es ayudar a las personas mayores que, en una cultura como la nuestra en los EEUU, a menudo se sienten minusvaloradas o como un lastre, ayudarles a que encuentren sentido y paz en sus últimos años de vida”.

Científicos, juristas, filósofos y teólogos han debatido durante unos días sobre el transhumanismo en un congreso organizado en Madrid por la Universidad de Comillas y la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno.