Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Ya está en vigor la ley vaticana para dar respuestas a víctimas de abusos


Este mes de junio, en el Vaticano, entró en vigor la nueva legislación sobre abusos sexuales.

Se trata del Motu Proprio del Papa Francisco “Vox estis lux mundi”, “Vosotros sois la luz del mundo”. Un documento que confía mayor responsabilidad a las Iglesias locales, además de plantear la necesidad de una reforma de los procedimientos en el Derecho Penal Canónico.

La ley de la Iglesia obliga a denunciar los abusos y endurece las medidas contra los culpables.

DAVIDE CITO
Profesor de Derecho Penal Canónico
“Puede hacer algo que el ordenamiento estatal no puede hacer. Es decir: Prohibir definitivamente a un sacerdote ejercer como sacerdote. Porque tiene posibilidad de intervenir en su dimensión ministerial y sacerdotal.”

Davide Cito es profesor de Derecho Penal Canónico en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz. Explica que como primera medida, las conferencias episcopales deben organizar sistemas de fácil acceso para presentar denuncias y abrir una oficina enfocada en la atención de las víctimas.

Cada caso será estudiado a detalle y no deben pasar más de 90 días desde el inicio al cierre de las investigaciones preliminares en la diócesis. Luego, el sacerdote acusado deberá responder ante la Iglesia y ante la sociedad.

Además, el texto establece medidas de protección para el denunciante, en las cuales no puede ser objeto ni de discriminación ni extorsión. 

En muchos casos los obispos y sacerdotes pidieron a las víctimas que no denunciaran o no tomaron suficientes medidas contra los acusados. Esto ahora es un delito.

DAVIDE CITO
Profesor de Derecho Penal Canónico
“De hecho es un delito ahora el decirle a la persona de no denunciar, de internar ocultar, todo esto de esconder es un delito canónico. Allí sí es que puede intervenir la Iglesia.”

Aunque la ley fue aprobada de forma experimental por 3 años podría plantear una reforma al Código de Derecho Canónico.

DAVIDE CITO
Profesor de Derecho Penal Canónico
“Algo que yo haría, es una opinión personal, es trasladar el actual abuso de menores que está dentro del marco de la castidad del clero, como si fuera algo contra el celibato del clero,... a pasarlo en el apartado de delitos contra la persona: homicidio, abuso, violencia, todo eso. Es decir: poner el acento más en las víctimas y menos en el clérigo.”

Palabras mayores que la Iglesia podría ampliar en los próximos años...