Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Guía para reconocer los documentos papales


Puedes ver el video en Rome Reports Premium:  

https://www.romereportsespanol.tv/el-vaticano-por-dentro/videos/guia-para-reconocer-los-documentos-papales
 

Parte del trabajo del Papa es elaborar documentos que respondan a los cambios y necesidades de nuestro tiempo. Estos textos pueden orientar sobre contenidos de la fe, aclarar polémicas, abrir un debate, impulsar iniciativas en el seno de la Iglesia o dejar patentes las prioridades del Papa.

Pero no todos los documentos papales tienen el mismo peso. Entre los más importantes están las constituciones apostólicas, las encíclicas y las exhortaciones apostólicas. En otra categoría inferior se pueden encuadrar las cartas apostólicas, los motu proprio, los rescriptos papales, las decretales o los breves apostólicos.

MONS. JUAN IGNACIO ARRIETA
Pontificio Consejo para los Textos Legislativos
“Todos son actos del Papa y, por tanto, tienen una fuerza en cuanto a actos del Papa. El contenido de todos estos documentos no es siempre normativo. No siempre son leyes, sino que a veces son, como digo, cosas doctrinales”.

Las constituciones apostólicas son importantes para crear nuevas políticas o leyes. Afrontan cuestiones doctrinales o disciplinarias que tienen que ver con las Iglesias locales o la Iglesia universal.

Las encíclicas son reflexiones en profundidad sobre cuestiones importantes. Están dirigidas a todas las personas de buena voluntad, no solo católicos. Del Papa Francisco son Laudato Si' y Lumen Fidei.

MONS. JUAN IGNACIO ARRIETA
Pontificio Consejo para los Textos Legislativos
“Las encíclicas son cartas que normalmente de contenido pastoral o de contenido teológico, que da el Papa para todo el mundo”.

Las exhortaciones apostólicas a menudo se confunden con las encíclicas porque ambas tratan cuestiones similares. La diferencia radica en el tipo de público al que se dirigen y el peso doctrinal de cada una.

MONS. JUAN IGNACIO ARRIETA
Pontificio Consejo para los Textos Legislativos
“Son exhortaciones apostólicas, por ejemplo, todas las que el Papa hace después de todos los sínodos de los obispos. En teoría, tienen un nivel doctrinal mas bajo que una encíclica. También tienen el mismo contenido”.

Las cartas apostólicas responden a necesidades concretas o de un grupo específico. No son legislativas, sino de naturaleza pastoral y suelen tratar cuestiones sociales. Un ejemplo es la carta apostólica “Admirable Signum” del Papa Francisco sobre el significado del pesebre.

Un motu proprio, expresión latina que se traduce como “por iniciativa propia”, es un documento legislativo o decreto que afronta una situación relevante para la Iglesia en ese momento. El Papa explica en el texto por qué lo ha escrito.

MONS. JUAN IGNACIO ARRIETA
Pontificio Consejo para los Textos Legislativos
“Se da una razón de esto y del por qué del artículo y del por qué de la ley, y se explica con diferentes artículos. Se trata una temática, por ejemplo el motu propio “Vos estis lux mundi””.

Los rescriptos papales responden a una petición presentada ante la Curia romana o al propio Papa. Su objetivo es crear nuevas leyes o modificar las existentes. El Papa emitió un rescripto para abolir el secreto pontificio en los casos de abusos contra menores.

MONS. JUAN IGNACIO ARRIETA
Pontificio Consejo para los Textos Legislativos
“Es una ley del Papa que hace formalmente. Se hace mucho más fácil. Va el cardenal, normalmente el cardenal donde el Papa le presenta un documento y el Papa le da firma, da acuerdo a ese documento y ya esta”.

Las decretales están reservadas para asuntos solemnes, como definiciones dogmáticas y canonizaciones.

Los documentos de menor rango son los breves apostólicos. Se ocupan de asuntos menos importantes, como un saludo a una institución en un aniversario.

Con la apretada agenda del Papa, es normal que no sea él quien escriba los documentos. Por eso, se ayuda de comisiones redactoras, y él revisa el proceso y aprueba el texto final.

Aunque no formen parte de los documentos papales oficiales, hoy en día, podemos leer las medidas e ideas del Papa a través de las redes. Twitter se ha convertido en otra plataforma para estar al día de lo que piensa y hace el Sucesor de Pedro.