Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco: No mostremos indiferencia a los náufragos que llegan a nuestras costas


El Papa se entretuvo con varios peregrinos en la que fue la primera audiencia general de 2020. Tomó mate y bendijo a varios de los presentes, especialmente a quienes cumplían años, como este pequeño.

Es su cumpleaños.

Se llama Máximo.

Durante la catequesis recordó un episodio del libro de los Hechos de los Apóstoles: cuando el barco donde viaja San Pablo se hunde y los náufragos son atendidos por los habitantes de Malta. 

Francisco destacó tres cosas: que San Pablo no perdió la fe ante las dificultades, que Dios aprovechó esa fe para hacer un milagro: liberó al apóstol de morir por el mordisco de una víbora. Por último, el Papa destacó la capacidad de acogida del pueblo de Malta.

FRANCISCO
Los malteses son buenos, son amables, acogedores. En aquel tiempo... Dice la historia que a partir de ese momento no hay más víboras en Malta. Fue la bendición de Dios a la acogida de este pueblo tan bueno.

Francisco comentó con admiración la fe en Dios demostrada por Pablo, quien no se desanimó ante las dificultades. 

Dijo que su conducta y la de los malteses que acogieron a los náufragos, son un ejemplo a seguir.

FRANCISCO
Pidamos hoy al Señor que nos ayude a vivir cada prueba sostenidos por la energía de la fe y a ser sensibles a los muchos náufragos de la historia que llegan a nuestras costas. Que nosotros también sepamos acogerlos con el amor fraterno que nace del encuentro con Jesús. Es esto lo que salva del hielo de la indiferencia y la inhumanidad.

La audiencia también recibió una nota de alegría con los artistas del Circo Aqua, quienes realizaron este espectáculo ante el Papa. Sus actuaciones cuentan una historia de lucha contra la contaminación de los mares.

Javier Romero