Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Representante anglicano en Roma busca iniciativas para impulsar la unidad


El arzobispo anglicano Ian Ernest es el enlace entre el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y el Papa Francisco.

Confirmó que los dos líderes visitarán Sudán del Sur en marzo de 2020 sólo si el gobierno provisional, que une a las dos partes en conflicto en el país, entra antes en funciones.

Según el arzobispo, el viaje sería una continuación del retiro que los 2 líderes políticos hicieron en el Vaticano en abril de 2019, cuando Francisco les besó los pies y les pidió que hicieran las paces.

ARZ. IAN ERNEST
Director del Centro Anglicano en Roma
"La idea es que los dos líderes de la Iglesia den un impulso rápido para que la paz pueda prevalecer en esta parte del mundo".

Francisco ha insistido en su deseo de visitar Sudán del Sur, como anunció en 2017. Dijo que no iría sin el arzobispo Justin Welby.

PAPA FRANCISCO
27 de febrero de 2017
"¿Por qué? Porque los obispos anglicanos, presbiterianos y católicos vinieron a mí. Los tres me dijeron juntos: 'Por favor, venga a Sudán del Sur, solo un día. Pero no vaya solo, venga con Justin Welby, el arzobispo de Canterbury '”.

Como aproximadamente el 60 por ciento de la población de Sudán del Sur es cristiana, dividida casi por igual entre católicos y otras denominaciones cristianas, la presencia de ambos líderes podría proporcionar el impulso necesario para una paz duradera.

Ian Ernest era hasta ahora obispo anglicano de Mauricio, donde llevaba 18 años. Tiene grandes esperanzas en su nueva misión en Roma y en los desafíos que conlleva, en especial iniciativas para promover la unidad

ARZ. IAN ERNEST
Director del Centro Anglicano en Roma
“Es un llamado de Dios. Nunca esperé ocupar este puesto. El desafío es poder cumplir las expectativas y la confianza depositada en mí. Ya el mes pasado se han lanzado iniciativas, hemos conversado y puedo ver que el futuro del centro será de continuidad, pero también de iniciativas innovadoras por el bien de la comunidad de Dios y por la unidad de la Iglesia".

Tiene la esperanza de que, en colaboración con el Papa, podrá fomentar la unión entre católicos y anglicanos.

ARZ. IAN ERNEST
Director del Centro Anglicano en Roma
“Cuando te reúnes con el Papa tienes la sensación de que nos conocemos desde hace mucho tiempo. La ternura de la bienvenida, el apretón de manos fue tan firme que se podía sentir esa capacidad de caminar juntos, de trabajar juntos".

El arzobispo ya había conocido al Papa Francisco. Lo encontró en otras ocasiones, incluida la visita del Papa a Mauricio en 2019 y la celebración del 50 aniversario del Centro Anglicano en Roma en 2016.

Claudia Torres
Traducción: Daniel Díaz Vizzi