Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La Plaza y la Basílica de San Pedro están cerradas ante la alerta de coronavirus


Mientras que el lunes la fila de peregrinos para entrar a la Basílica de San Pedro era visible, el martes la escena era muy diferente. La plaza estaba vacía y totalmente cerrada por la policía. 

El Vaticano cerró oficialmente la Plaza y la Basílica de San Pedro ante la alerta por el coronavirus. La librería, el módulo postal y el servicio fotográfico están disponibles en línea. 

Los únicos lugares que permanecen abiertos dentro del territorio vaticano son la farmacia y el supermercado, pero con entradas limitadas. 

Los peregrinos de la Ciudad Eterna están impactados por la situación.

Venimos a conocer al papa y no se tuvo la oportunidad. Tendremos que regresar. 

Fuera de la plaza, las fuerzas del orden se aseguran de que se aplique la regla de los tres pies de distancia para evitar la propagación del coronavirus.

Las medidas se aplicarán hasta el 3 de abril, a menos que se indique lo contrario. 

Melissa Butz
Traducción: Daniel Díaz Vizzi