Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Vaticano abre espacios para un campamento de verano


Por primera vez la historia los amplios e imponentes espacios de Vaticano acogen un campamento de verano dedicado a los hijos de los empleados del Estado Ciudad del Vaticano. 

Lleva por nombre “Verano en el Vaticano” y participan unos 125 niños.

FRANCO FONTANA
Coordinador, “Verano en el Vaticano”
"Por la mañana los chicos hacen principalmente actividades deportivas y luego juegan en las piscinas. Además, tienen la posibilidad de jugar baloncesto, voleibol, tenis u otros juegos en equipo. Por la tarde, después del almuerzo, tienen actividades libres en el Aula Pablo VI, allí juegan desde ping-pong hasta fútbol, los chicos pueden elegir lo que quieran”.

Mientras tanto un equipo de más de 20 monitores están atentos a que los niños se diviertan con las medidas preventivas ante la pandemia.

MARCO MAIOZZI
Staff, “Verano en el Vaticano”
"Los niños están muy tranquilos a pesar de las restricciones del COVID. Siempre llevan puesta la mascarilla. También se desinfectan las manos después de las actividades y para ir a desayunar, comer y merendar. Los menores de 6 años no están obligados a usar la mascarilla pero los mayores de 6 años sí. A pesar de eso hemos visto que están tranquilos, sonrientes y se divierten".

Aunque desde el inicio del campamento muchos tienen una pregunta en común... Si verán al Papa. 

FRANCO FONTANA
Coordinador, “Verano en el Vaticano”
"Me parece normal que los niños quieran ver al Papa. Si el Papa quiere venir, está en su casa. En cualquier momento que quiera venir lo recibiremos, ya sea en el Aula Pablo VI o aquí, creo que es más fácil en el Aula Pablo VI, porque está al lado de donde vive".

Este campamento de verano tiene como el lema “Vida de Campeón”. Por lo que además de disfrutar del deporte también reciben formación en valores como la amistad y la caridad.

Daniel Díaz Vizzi