Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Cardenal Pietro Parolin ordena a 29 nuevos sacerdotes del Opus Dei


El cardenal Pietro Parolin ordenó a estos 29 sacerdotes del Opus Dei en una basílica de Roma. Antes de comenzar leyeron una carta que había enviado el Papa Francisco para la ceremonia. 

“Le ruego que transmita también a los nuevos sacerdotes, a sus familias y a todos los que participan en la celebración mi bendición apostólica”.

Durante la Misa, como es tradicional, el rector del seminario donde han estudiado los iba llamando uno a uno y ellos se levantaban y respondían en latín “Aquí estoy”.

CARD. PIETRO PAROLIN
Secretario de Estado Vaticano
“Me he conmovido al escuchar vuestra respuesta: “Adsum”. “Aquí estoy”. Estoy aquí, pero no sólo físicamente. Es como decir: Señor, estoy aquí, puedes contar conmigo. Puedes contar conmigo. Porque te ofrezco toda mi vida para la misión que me has encomendado”.

El rito es muy solemne. 

Se invoca a los santos para que ayuden a los futuros sacerdotes. Ellos rezan postrados, en señal de humildad. 

Luego, uno a uno se acercaron al cardenal, que les impuso las manos. 

Tras la imposición de las manos fue la oración consagratoria. 

Desde ese momento eran sacerdotes, y por eso se revistieron con la casulla para celebrar la Misa. De hecho, esta ceremonia fue también su primera misa como sacerdotes.

Antes de concluir, el prelado del Opus Dei envió un saludo a todos los participantes. 

FERNANDO OCÁRIZ
Prelado del Opus Dei
“Lo digo sobre todo a los padres de los nuevos sacerdotes: Gracias por haber cooperado con Dios en hacer nacer en vuestros hijos la vocación sacerdotal”.

Muchos de los nuevos sacerdotes echaron de menos a sus familiares, que no pudieron viajar a Roma a causa de la pandemia. 

Uno de ellos era Claudio.

Su familia siguió la ceremonia a través de Internet y le envió un mensaje.  

CLAUDIO MINAKATA
“Lamentablemente Italia está cerrada a todo América o casi toda América”. entonces se van a reunir desde el viernes en la noche en casa de mi madrina, mis primos, mis tíos, mi padre”.
“Entonces me dijo, y seguro (Dios) les pedirá una cosa muy grande a estos sacerdotes, que les manda una cruz tan grande en estos momentos, dice, pero se ve que los quiere crecer y por lo mismo pues se ordenan en estas circunstancias, dice pero por eso estamos muy contentos, porque es una garantía de fidelidad”.

Para estos 29 sacerdotes comienza una nueva vida. En estos días se marchan de Roma para trabajar en sus países. 

JMB