Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco: Hacer oración para “maquillar el alma” no sirve


Francisco sigue dedicando mucho tiempo a saludar a los peregrinos. 

A muchos ha extrañado que vaya sin mascarilla, que desde esta semana es obligatoria en el Vaticano. Eso sí, intenta mantener la distancia de seguridad. ...Aunque no siempre lo consigue. 

El Papa besó las manos de estos sacerdotes que acaban de ordenarse y saludó a algunas familias con hijos pequeños o a parejas casadas desde hace décadas. 

Luego, explicó que retomaba su ciclo de catequesis dedicado a la oración. Puso el ejemplo del profeta Elías, un profeta que sufrió muchas derrotas en su misión. Derrotas que le llevaron al desánimo.

FRANCISCO
En el ánimo de quien reza, sentir la propia debilidad es más importante que los momentos de exaltación, cuando parece que la vida se convierte en un galope continuo entre victorias y éxitos.

Francisco aprovechó la ocasión para decir que rezar no es sentir algo extraordinario sino establecer una relación personal con Dios que, como cualquier otra relación, se debe cuidar en los momentos buenos y en los malos.

FRANCISCO
En la oración pasa siempre esto. Momentos en los que nos sentimos animados, llenos de entusiasmo; y momentos de dolor, secos, de pruebas. La oración es así: dejarse guiar por Dios y aceptar las situaciones difíciles y también las tentaciones.
Rezar no es encerrarse con el Señor para “maquillar el alma”. No. Eso no es oración. Es una oración falsa. Oración es dialogar con Dios y dejarse enviar a servir a los hermanos.

Francisco también alabó la capacidad de Elías para señalar los errores de personas de responsabilidad. Dijo que hacen falta cristianos así, pero que deben cumplir una condición. La de no actuar por impulso sino después de haber rezado y reflexionado.

FRANCISCO
Cuánto necesitamos de personas creyentes, comprometidas, que actúen ante los dirigentes con la valentía de Elías, para decirles: 'Esto no hay que hacerlo'. 'Esto es asesinar'. Necesitamos el espíritu de Elías.

El Papa también explicó que rezar no es alejarse del mundo. Es más, dijo que sucede al contrario, que quienes llevan una vida de oración verdadera, se preocuparán por las necesidades concretas de la gente. 

Esta semana la lluvia obligó a trasladar el encuentro con peregrinos desde el Cortile San Damaso al Aula Pablo VI.

Javier Romero