Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco lanza un mensaje de apoyo a Polonia contra el aborto


De nuevo Francisco inició su catequesis recordando que no puede saludar a los presentes para evitar posibles contagios.

Por eso inició directamente con la catequesis. El Papa recordó las palabras que Dios Padre dirige a Jesús durante el episodio del Bautismo en el Jordán. Dijo que deben ser clave en la vida de un cristiano.

FRANCISCO
Si en una noche de oración nos sentimos débiles y vacíos, si nos parece que la vida ha sido totalmente inútil, en aquel instante debemos suplicar que la oración de Jesús sea también la nuestra. Escucharemos entonces, si tenemos fe, escucharemos una voz del cielo, más fuerte que la de nuestro pesimismo, susurrar palabras de ternura: 'Tú eres el amado de Dios, eres hijo, eres gloria del Padre de los Cielos'.

Al terminar el Papa saluda a los peregrinos de distintos países. Al hablar a los polacos lanzó un fuerte mensaje a favor de la vida justo cuando algunos sectores del país protestan por la decisión del Tribunal Constitucional de declarar ilegal el aborto también en el supuesto de que el no nacido presente anomalías o malformaciones. 

FRANCISCO
Pido a Dios que suscite en los corazones de todos el respeto por la vida de nuestros hermanos, especialmente por los más frágiles e indefensos, y que dé fuerza a quienes la acogen y la cuidan, también cuando eso requiere amar heroicamente. Dios os bendiga.

Al terminar Francisco fue fiel a su palabra y no descendió para saludar a los peregrinos. Se entretuvo saludándolos desde lo alto de las escaleras, lo que desató un gran aplauso final. 

Javier Romero