Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Secretaría de Estado no tendrá el control de los fondos papales


El Papa Francisco ha dado un paso más en la reforma de la gestión de las finanzas Vaticanas. Con este nuevo documento se confirma oficialmente que los fondos y otros bienes de la Secretaría de Estado dependerán del APSA, la organización encargada de administrar el patrimonio de la Sede Apostólica. Esta, a su vez, será controlada por la Secretaría para la Economía.

La ley entrará en vigor el 1 de enero, aunque la Secretaría de Estado tiene hasta febrero para ingresar su liquidez en una cuenta indicada por el APSA.

De este modo se delimita el cuadro de responsabilidades de cada organismo. Se centraliza todo en el APSA para facilitar el control de los movimientos económicos. También se aclara que se podrá recurrir a los fondos que están a disposición del Papa solo cuando él lo permita. Así se impide que otros puedan usarlos sin consultar al pontífice.

La reforma también afecta a organismos dedicados a la caridad, como el Óbolo de San Pedro, que pasará a depender del APSA y la Secretaría para la Economía.

Javier Romero