Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El joven poeta que inspiró al Papa Francisco


Luca Milanese es un joven italiano apasionado de la poesía. Su primer poemario se llama “rime a sorpresa” y su prólogo lo escribió un amigo con el que intercambiaba sus escritos, el Papa Francisco.

LUCA MILANESE
Poeta
“Escribir poesías es como detenerme y dejarme sorprender. Creo que eso fue lo que llamó la atención del Papa Francisco. Gracias a eso nació una relación de amistad e intercambio de ideas”.

Luca comenzó a enviarle poemas al Papa Francisco tras un encuentro en Casa Santa Marta. 

Dice que durante meses intercambió sus poemas y tenía un interesante intercambio de ideas con el Papa.

LUCA MILANESE
Poeta
“La sorpresa fue salir de las dificultades e imposiciones, de expresar las propias emociones y puntos de vista, en contextos que pueden parecer difíciles para alguien que tiene un poco de disgrafía y claramente inseguridades. La poesía para mi es como volar”.

Luca se deja maravillar por sus poemas y al releer sus líneas siente una sensación de gozo que le llena el alma.

Este es uno de los poemas de su primer libro se titula “Hombre del 2.000”,

LUCA MILANESE
Poeta
“Ese ciudadano del mundo, condenado a correr, a vivir a un ritmo veloz, con la dificultad de encontrar lugares para detenerse y reflexionar. A veces a uno lo pueden llamar 'loco', una etiqueta que el mismo Papa Francisco llama a vencer. Quien logra analizar a fondo las emociones seguramente no es el hombre del 2.000”.

Incluso, este joven poeta confía en que la poesía puede ser un instrumento para ayudar a la reflexión en los actuales momentos que vive la humanidad, para la construcción de una mejor sociedad.

Daniel Díaz Vizzi