Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Ayuda a la Iglesia Necesitada reúne 123 millones de euros para cristianos necesitados


La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) acaba de presentar sus cuentas a sus miles de benefactores.

THOMAS HEINE-GELDERN
Presidente Ejecutivo, Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN)
“Tenemos el privilegio de poder informar que 2020 ha sido el mejor año de nuestra historia en cuanto a donativos para la misión de ACN. Hemos recibido más de 122 millones y la mayoría fueron donaciones, donaciones directas”.

Con lo recaudado a lo largo del año han conseguido financiar casi 5.000 proyectos para cristianos en grave necesidad. 

Por ejemplo, han enviado 6,2 millones de euros como ayuda relacionada con la pandemia covid, por ejemplo de subsistencia a sacerdotes y religiosas ante la falta de medios. 

O también, han ayudado a minorías cristianas en lugares de Asia donde no reciben asistencia pública. 

PHILIPP OZORES
Secretario General, Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN)
“El país al que más hemos ayudado este año es India, con más de 5 millones; el segundo, que quizá sorprenda, es Ucrania, con casi 4,8 millones de euros".

Y el tercero es excepcionalmente Líbano, con 3,9 millones de euros”.

El balance global es muy positivo. Este año ha podido inaugurarse la catedral maronita de Alepo en Siria, totalmente destruida durante la guerra. 

También ha habido ayudas en forma de medios de transporte para que sacerdotes o catequistas lleguen a zonas remotas. ACN ha comprado bicicletas, coches y motos, pero también 11 barcos, dos autocares y un camión. 

Es imposible cuantificar el resultado de las ayudas. Pero está claro que es una inversión a largo plazo porque la fundación ha ayudado a 1 de cada 9 sacerdotes y a 1 de cada 8 seminaristas del mundo. 

JMB 

ACN