Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Las revueltas de Sudáfrica que preocupan al Papa


El Papa Francisco reza por Sudáfrica, que vive las revueltas más violentas de los últimos 25 años.

FRANCISCO
“En esta última semana han llegado, desgraciadamente, noticias de episodios de violencia que han agravado la situación de muchos de nuestros hermanos de Sudáfrica, ya afectados por dificultades económicas y sanitarias a causa de la pandemia”.

Se estima que las protestas han causado al menos 215 muertos. 

Comenzaron el jueves 8 de julio con cortes de vías para apoyar al expresidente Jacob Zuma. Zuma fue encarcelado por corrupción pero asegura que es perseguido injustamente.

La mecha se extendió a las ciudades y se transformó en violencia y vandalismo. 

Los manifestantes denuncian injusticia y también una crisis económica y social que se suma a las consecuencias de la pandemia.

FRANCISCO
“Junto con los Obispos del país, hago un apremiante llamamiento a todos los responsables para que trabajen por la paz y colaboren con las autoridades a fin de proporcionar asistencia a los necesitados”.

Los obispos han condenado “los actos criminales que se aprovechan de la situación” y piden “superar los intereses políticos, proteger la vida y preservar el bien común”. Denuncian que falta un “liderazgo eficiente en el gobierno y prácticas antiéticas en los negocios”.

Las protestas continúan, pero son menos violentas. Por eso el Papa pidió a Sudáfrica que “no olviden el deseo que les ha guiado para renacer en la concordia”.

CBM