Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Cardenal de Rabat y la dura labor de párrocos en países de tránsito para migrantes


Marruecos es uno de los puntos críticos de la crisis migratoria entre África y Europa. 

Cristóbal López, arzobispo de Rabat tiene una perspectiva privilegiada de cómo la iglesia local afronta este drama. Sobre todo en la frontera con Argelia, de donde vienen muchos de los refugiados y migrantes que intentan llegar a España.

CARD. CRISTÓBAL LÓPEZ
Arzobispo de Rabat (Marruecos)

“En una noche el padre que está allá, el párroco que además es mi vicario general, puede levantarse cinco, seis, siete veces para abrir la puerta a jóvenes, jóvenes normalmente... algunos menores que llegan. Y durante la pandemia ha tenido viviendo dentro de la parroquia durante uno, dos o tres meses hasta 150 personas que no podían moverse por el confinamiento”.

Marruecos es la boca del embudo donde llegan refugiados y migrantes que pasan por países como Senegal, Malí o Níger y atraviesan el desierto a riesgo de sus vidas, para llegar a Europa.

CARD. CRISTÓBAL LÓPEZ
Arzobispo de Rabat (Marruecos)

“De tanto en tanto cada semana tienen situaciones médicas muy graves. De operaciones, de heridas, de rupturas de huesos porque atravesar la frontera no se hace gratuitamente. Conlleva muchas veces caídas, golpes, persecuciones”.

Aunque el problema migratorio no es la única cuestión que afronta una iglesia como la de Marruecos, que Francisco visitó en 2019. 

En el sínodo local que ahora están realizando hay otras dos cuestiones fundamentales sobre la mesa. Una es el diálogo interreligioso y otra el diálogo entre católicos. Por ejemplo, entre sacerdotes europeos y laicos africanos.

CARD. CRISTÓBAL LÓPEZ
Arzobispo de Rabat (Marruecos)

“Los africanos son muy alegres, dinámicos, rítmicos, muy... ruidosos, podemos decir. Y a los europeos les gusta al principio pero luego piden un poco de silencio, de tranquilidad, que la cosa sea más reposada. Está bien que la misa sea un poco larga, pero más de dos horas no, por favor (ríe). Ves que el estilo de celebración es distinto”.

El arzobispo Cristóbal López es salesiano, viviào muchos años en Paraguay y fue nombrado cardenal el 5 de octubre de 2019. Pertenece al grupo de purpurados que viven en países donde los católicos son minoría. De hecho, en Marruecos no llegan al 1% de la población.

Javier Romero