Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Hospitales católicos de Australia, preocupados por proyecto de ley sobre suicidio asistido


El suicidio asistido gana terreno en Australia, donde casi todos los estados tienen proyectos de ley para permitir que enfermos terminales reciban el suicidio asistido.

Teóricamente, los hospitales católicos y las residencias de ancianos de la Iglesia no estarían obligadas a proporcionarlo. Pero el proyecto de ley que está valorando el Parlamento de Queensland es diferente.

FRANCIS SULLIVAN
Presidente de Catholic Social Services Australia

“El proyecto actual dice que un médico puede proporcionar el suicidio asistido en un hospital sin previo aviso, puede entrar en el hospital y administrar al paciente el fármaco letal sin que el hospital lo sepa”.

En la mayoría de los países la sociedad rechaza el suicidio asistido y la eutanasia. Un documento oficial del Vaticano de 2020, explica por qué esta práctica no es una forma de compasión. Se titula “El Buen Samaritano”.

CARD. LUIS LADARIA
Prefecto, Congregación para la Doctrina de la Fe
(22 de septiembre de 2020)

“Una compasión que no va acompañada de la verdad ni del respeto a la vida humana en todas las etapas de su existencia, es una compasión injusta e incorrecta”.

FRANCIS SULLIVAN
Presidente de Catholic Social Services Australia

“El personal que trabaja en nuestros hospitales católicos lo hace porque está comprometido con la ética del hospital, la apoyan, no quieren verse ante un conflicto con su conciencia personal. La razón de nuestra existencia en los sistemas hospitalarios públicos y privados de Australia es proporcionar un cuidado compasivo a todos, en todas las circunstancias”.

El Parlamento de Queensland debatirá y votará el proyecto de ley a mediados de septiembre. Si se aprueba, impediría la objeción de conciencia ante el suicidio asistido, también en instituciones privadas.

FRANCIS SULLIVAN
Presidente de Catholic Social Services Australia

“La sensación general es que hay un apoyo amplio a la legislación, pero tenemos la impresión de que muchos miembros del parlamento no quieren poner a los hospitales católicos y a las residencias de ancianos católicas en este conflicto, y que están abiertos a una enmienda del proyecto de ley actual”.

Francis Sullivan dice que los Servicios Sociales Católicos de Australia están pidiendo al gobierno para que corrija esa laguna, de modo que no se actúe contra la conciencia de los médicos, enfermeras y personal sanitario de estos hospitales.

CT/JMB

RR

-?