Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Benedicto XVI niega acusaciones y defiende su inocencia


Para elaborar el informe sobre cómo fueron afrontados los casos de abuso en la archidiócesis de Múnich-Frisinga, los investigadores pidieron la colaboración de Benedicto XVI, que fue su arzobispo entre 1977 y 1982.

Benedicto les envió un documento de 82 páginas sobre los casos más complejos de su gestión. 

Pero los estudiosos le acusan de no haber actuado ante cuatro casos de abusos, especialmente en el de dos sacerdotes acusados de haber cometido actos obscenos ante menores. 

Benedicto XVI explicó que no había tomado otras medidas porque en aquella época ese tipo de abusos no tenían relevancia penal ni canónica; y que en otros casos no fue informado de lo ocurrido. 

Los investigadores incluyeron la declaración de Benedicto XVI, pero dicen que no están de acuerdo.

El Papa emérito, a través de su secretario particular, Georg Gänswein, ha dicho que estudiará con calma el informe de más de 1.000 páginas, que recibió nada más hacerse público.

Además reiteró su disgusto y vergüenza ante todos los abusos cometidos por sacerdotes, y su cercanía a todas las víctimas. 

Benedicto XVI ha sido el primer Papa que se ha reunido con víctimas de abusos. 

JRB