Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Feminista sueca encontró en religiosas españolas un aliado contra la prostitución


Kajsa Ekis Ekman es una activista sueca contra la prostitución. Tiene varios libros, trabaja en un periódico y da conferencias por el mundo concienciando sobre la necesidad de eliminar esta lacra.

KAJSA EKIS EKMAN
Activista contra la prostitución

La prostitución es la única forma de abuso sexual que sigue siendo legal en muchos países del mundo. Digamos que no hay ningún país donde la violación sea legal, donde el acoso sea legal, donde el secuestro sea legal... Bueno, todo eso contiene la prostitución.

Mientras intenta concienciar sobre esta forma de explotación, la sueca ha encontrado en las Hermanas Oblatas unas aliadas con las que comparte la misma sensibilidad. Participó en 2021 con ellas en la Jornada Internacional sobre Trata con fines de Explotación Sexual.

KAJSA EKIS EKMAN
Activista contra la prostitución

Muchas veces coincide el trabajo del movimiento de las mujeres, el trabajo de mucha gente cristiana, muchas organizaciones cristianas, también muchas organizaciones los derechos humanos, lo que es raro es que hay organizaciones que tendrían que estar a nuestro lado como Amnistía Internacional que no lo están.

Kajsa Ekis Ekman propone que otros países imiten el modelo de donde nació, Suecia. Allí ser cliente de una prostituta es ilegal y, diez años después de que se aprobara la norma, el número de clientes se redujo del 13,6 a menos del 8% de la población masculina. A su juicio, los intentos de regular la prostitución en Alemania, Holanda o Nueva Zelanda han sido un desastre.

KAJSA EKIS EKMAN
Activista contra la prostitución

El pretexto era 'vamos a hacerlo para que las mujeres puedan pagar impuestos, para que las mujeres puedan tener seguro social'... Entonces resulta que, cuando hicieron un estudio diez años después de esta ley, resulta que menos de 1% de las mujeres prostituidas en esa industria se habían registrado como tal. Bueno, los proxenetas se legalizaron de un día para otro. Porque, claro, ya no se llaman proxenetas. En Alemania y Holanda ya son hombres de negocios. Forman parte de la bolsa
.

Para esta periodista, la clave para ilegalizar la prostitución es que los gobiernos lleguen a un acuerdo que cualquier persona pueda firmar al margen de su postura política en otros temas. Algo que practica personalmente al encontrar aliadas en todas partes para acabar con la explotación de la mujer.