Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Colaborador de Benedicto XVI: “Está sereno, tranquilo”


Stefan Mückl es una de las personas que ha estado cerca de Benedicto XVI en estas difíciles semanas.

STEFAN MÜCKL
Colaborador de Benedicto XVI
"Él está en paz. Sabe que jurídicamente no tiene ninguna culpa y que no tiene nada que reprocharse. Está sereno, tranquilo, aunque ha sido una fase difícil".

También es uno de los 4 expertos a quienes Benedicto XVI pidió ayuda para aclarar si actuó mal ante 4 casos de abusos durante su etapa de arzobispo en Alemania, entre 1977 y 1982.

La archidiócesis de Múnich-Frisinga encargó a un estudio de abogados que examinara la conducta de sus obispos desde el fin de la II Guerra Mundial hasta 2019, incluyendo el período de Joseph Ratzinger. Su conclusión es que el Papa emérito no actuó correctamente en 4 casos.

Stefan Mückl examinó actas de reuniones y documentos de Joseph Ratzinger. En total, unas 8.000 páginas.

STEFAN MÜCKL
Colaborador de Benedicto XVI
"No hay ninguna evidencia ni prueba (que sostenga las acusaciones). Uno de los abogados lo dijo durante la presentación del informe. Exponen “su opinión”, y es una opinión muy discutible. Porque después de leer las actas y la revisión de las conclusiones del informe, no he encontrado ninguna prueba de que el entonces arzobispo Ratzinger conociera estos episodios".

Uno de los casos era un párroco que fotografiaba a niñas cambiándose y que tras las denuncias de los padres fue alejado del trato con menores. 

Otro sacerdote había protagonizado episodios de exhibicionismo y los otros 2 casos eran sacerdotes que habían sido trasladados a Múnich. Uno había nadado desnudo en un río. El otro iba a recibir ayuda psiquiátrica por haber abusado. 

Pero Ratzinger dice que no lo sabía, y tampoco hay documentos que demuestren lo contrario. 

STEFAN MÜCKL
Colaborador de Benedicto XVI
"En los cuatro casos, la acusación es que el cardenal Ratzinger estaba al corriente y no había hecho nada. Pero no es cierto. No sabía las cosas que estos sacerdotes habían hecho".

Stefan Mückl explica que la legislación canónica de la época tenía muchas lagunas. Por ejemplo, el exhibicionismo era considerado pecado, pero no podía juzgarse en tribunales eclesiásticos.

STEFAN MÜCKL
Colaborador de Benedicto XVI
"Algunos delitos contemplados en el Derecho Civil no lo estaban en el Derecho Canónico. Por ejemplo: el exhibicionismo o mostrar material pornográfico. Hay que distinguir el nivel jurídico penal y el nivel moral. El Papa, en su escrito, dijo claramente que estos delitos, aunque no fueran penales eran moralmente pecaminosos, censurables e injustos".

El equipo de expertos que ayudó a Benedicto XVI a estudiar las acusaciones de Múnich estaba compuesto por Stefan Mückl, otros dos canonistas, Helmuth Pree, Stefan Korta y un abogado, Carsten Brennecke.

JRB