Viaje a la frontera ucraniana: “Hay mafias que utilizan a las mujeres”

 | 
29/03/2022
Descargar documento
Compartir

Jaime se fue a Ucrania porque su hijo le preguntó por qué sucedía la guerra y no supo qué responderle. Con la ayuda de la Fundación Altius, condujo por turnos con un amigo una furgoneta durante 31 horas desde España hasta la ciudad de Leópolis. Iban cargados de material humanitario.

Su idea era cruzar la frontera para entregarle en mano la mercancía a un sacerdote local con la ayuda del Ejército. Aunque cuando llegaron se encontraron lo peor.

JAIME MARTÍN
Cuando llegamos nos enteremos de que media hora antes habían bombardeado la ciudad. Cuando nosotros llegamos, no te puedes imaginar el descontrol que había fronterizo: policía secreta por todas partes, drones, la gente perdida... Un desastre a primera hora de la mañana. Cuando tú llegas, yo no he vivido nunca absolutamente nada semejante. Está el desconcierto de absolutamente todos. Sentimientos que vas viendo. Gente andando por la calle con maletas. Niños pequeños solos...

A pesar del desastre que supuso el bombardeo, Jaime insistía en entregarle personalmente el cargamento al sacerdote. No quería que nada se perdiera.

Actualmente, los hombres menores de sesenta años no tienen permitido salir de Ucrania. Por suerte el sacerdote era mayor y con la ayuda de otro civil condujeron un furgón militar para reunirse con Jaime y su amigo en la frontera.

Allí el sacerdote les entregó dos niños, familiares suyos, para que se refugien en España. Uno de ellos era niña y al sacerdote le preocupaba mucho que cayera en manos de las mafias y acabaran prostituyéndola.

JAIME MARTÍN
Él nos pide que por favor no perdamos sobre todo a su nieta de vista, por favor, hasta que no llegue a su casa con su familia. Que tengamos mucho cuidado en Europa. Luego te van contando todo el tema de las mujeres. Yo pregunté por qué este hombre era tan insistente con nosotros en que por favor cuidáramos lo único que él tenía. Te das cuenta de que luego hay mafias que están utilizando a las mujeres, que están quitándole las documentaciones.

El viaje de vuelta fue duro y los niños tuvieron mucho miedo al viajar con dos desconocidos. Ahora están sanos y salvos con otros familiares en España.

JAIME MARTÍN
Lo que más me ha costado de todo ha sido que te entreguen unos niños totalmente perdidos con la situación que había, en shock. Yo pensaba que no sabían hablar inglés los niños porque no éramos capaces de comunicarnos con ellos. Y resulta que los niños lo que tenían era un shock por el cual no podían hablar. Han estado así un día y medio.

Jaime recuerda con mucha emoción el viaje. A pesar de las escenas duras que ha visto, quiere enviar un mensaje de esperanza.

JAIME MARTÍN
Allí lo que yo sí respiré fue mucha humanidad del mundo, de todas partes. Me he cruzado con gente de todos los países, de todos los colores, de todos los tamaños, de todos los tipos. Gente voluntaria. Nosotros llevamos a una persona de España que se ha quedado allí ayudando en las ONGs. Una de las cosas más bonitas que me he traído es que yo he tenido a mi familia, a mis amigos, mi círculo del día a día poniéndose alarmas por la noche para llamarnos por teléfono para que entre todos consiguieran que no nos durmiéramos.

Ha visto la guerra, pero sabe que con la unión de todos es posible combatir su cara más fea.

RM

Noticias relacionadas
Anuncio en el que salen 3 ordenadores marca Medion y algunas especificaciones
Lo + visto
Las últimas noticias de Roma, ahora en HD y sin anuncios
Descarga la App en tu teléfono
Disponible para Android y Apple
INICIAR PRUEBA GRATIS
3,28€ por mes o 32,88€ por año después de 7 días de prueba gratis
Disponible en múltiples dispositivos
SÍGUENOS EN
Suscríbete a nuestra newsletter
magnifier