Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Vive y custodia solo el Castillo de Malta, pero también ayuda a refugiados de Ucrania


Los caballeros hospitalarios de la Orden de San Juan, conocida como la Orden de Malta, permanecieron en esta isla durante más de 260 años. Este castillo, dedicado a Saint Angelo, fue su primera fortaleza, hasta que Napoleón Bonaparte les arrebató la isla.

FRA’ JOHN E. CRITIEN
Caballero de la Orden de Malta
“Este castillo, junto a todas nuestras propiedades en la isla, fueron confiscadas o perdidas cuando nos obligaron a abandonar la isla, en el año 1789”.

Desde entonces la Orden de Malta tiene su sede en Roma, pero el gobierno local de la isla les otorgó parte de esta fortaleza, que custodia un único caballero, fra John Cretien. Una vida aislada... en medio de una gran ciudad. 

FRA’ JOHN E. CRITIEN
Caballero de la Orden de Malta
“Pocas veces estoy solo. Porque viene gente a visitar el castillo,vienen amigos a verme, afortunadamente. Mi familia vive en la isla y yo también les veo a ellos. Así que pocas veces me encuentro solo .”

Fuera del castillo de Saint Angelo, el religioso fra John cuenta con el respaldo de laicos que también forman parte de la Orden viviendo con sus propias familias. 

FRA’ JOHN E. CRITIEN
Caballero de la Orden de Malta
“Soy el único que vive en el Castillo de Saint Angelo, pero tenemos una asociación nacional con cerca de 90 caballeros y damas, miembros femeninos, así como los capellanes de la Orden”.

Entre todos han recogido fondos para ayudar a los refugiados de Ucrania, así como para integrarles en la isla. 

FRA’ JOHN E. CRITIEN
Caballero de la Orden de Malta
“Ha tenido un gran éxito la iniciativa de facilitar la residencia a refugiados de Ucrania que vienen a la isla. Algunos miembros que tenían un apartamento vacío, por la razón que fuera, lo han ofrecido a familias de Ucrania, por poner un ejemplo. Así que ha funcionado”.

La herencia de la Orden de Malta en esta isla se aprecia en los grandes palacios, iglesias y castillos que hacen brillar esta perla del Mediterráneo. 

AO