Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

“Por el número de guardias suizos, sabes si viene un rey o un jefe de Estado”


El protocolo del Estado más antiguo del mundo es un modelo internacional. Cada gesto en el Vaticano expresa la realidad de una autoridad civil y religiosa al mismo tiempo. El vaticanista Andrea Gagliarducci ha profundizado en la etiqueta de la Santa Sede en un libro llamado ‘Lenguajes pontificios’, escrito junto al experto Stefano Sanchirico. 

ANDREA GAGLIARDUCCI
Vaticanista
“El protocolo indica que el Papa es un jefe de Estado porque es el Vicario de Cristo. El Papa recibe en cuanto Vicario de Cristo. Todo en el ceremonial pontificio sirve para expresar esta idea”.

La experiencia de 2.000 años de historia lleva a no dejar nada al azar, ni siquiera la jerarquía en el número de escoltas para cada cargo público. 

ANDREA GAGLIARDUCCI
Vaticanista
“Son siete en el caso de un jefe de Estado y nueve en el caso de un monarca. Así que con solo mirar a la Guardia Suiza sabes si viene un rey o un presidente”.

Esta diferencia se mantiene también en el lugar que ocupan cuando están sentados ante el Papa en el Vaticano. 

ANDREA GAGLIARDUCCI
Vaticanista
“El Papa mantiene enfrente al jefe de Estado o, en su caso, al rey. La silla está exactamente enfrente. Se ve claramente en las imágenes. En caso de jefes de Gobierno, la silla se encuentra a un lado, nunca está exactamente en frente”.

Uno de los grandes cambios en el protocolo pontificio se refiere a un símbolo del poder temporal del Papa. La capa corta o muceta que los papas han vestido durante siglos.

ANDREA GAGLIARDUCCI
Vaticanista
“Lo más llamativo es que la muceta no la usa nunca. Ni siquiera en la última visita de Estado que hemos tenido, en el año 2015”.

Una selección de vestuario que expresa que Francisco toma distancia ante cualquier resquicio de poder temporal del Papa. Y es que cada pequeño gesto en el Vaticano tiene mucho que contar a lo largo de la historia. 

 

A.O.