Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Card. Ranjith agradece al Papa la donación a Sri Lanka tras los atentados en 2019


El Papa Francisco ha donado 100.000 euros para apoyar a las familias afectadas por los atentados de Semana Santa de 2019 en Sri Lanka.

El Papa ha instado en repetidas ocasiones a los cristianos a rezar por las víctimas y ha expresado su cercanía al pueblo de Sri Lanka. Durante su visita en 2015, explicó que la religión nunca debe utilizarse para justificar la violencia.

PAPA FRANCISCO
Por el bien de la paz, nunca se debe permitir que se abuse de las creencias religiosas para justificar la violencia y la guerra.

A principios de este año, miembros de la comunidad de Sri Lanka vinieron a Roma para reunirse con el Papa Francisco y hablar de la situación de su país tres años después de los bombas. Su objetivo era mostrar la resistencia de los cristianos de Sri Lanka.

Sin embargo, el cardenal Ranjith, arzobispo de Colombo en Sri Lanka, afirma que los atentados han tenido una consecuencia inesperada.

CARDENAL MALCOLM RANJITH
Arzobispo de Colombo (Sri Lanka)
Parece que se ha producido un efecto positivo en medio de todo el llanto, todo el dolor y todo el sufrimiento.

En una entrevista con Vatican News, el cardenal Malcolm Ranjith, expresó su gratitud al Papa por este sorprendente gesto de generosidad.

El donativo del Papa servirá para ayudar a unas 400 familias mientras el país sigue enfrentándose a la escasez de combustible, a una deuda de miles de millones de dólares y a un aumento de los precios de los alimentos.

KG

TR: AM