Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La historia de Rosa Chávez, marginado por su fidelidad al mártir Óscar Romero


El 21 de mayo de 2017, el Papa Francisco anunciaba, tras el rezo del Ángelus, la creación de cinco nuevos cardenales. 

Gregorio Rosa Chávez no era el obispo titular de su diócesis. Era el auxiliar. De hecho se convirtió en el primer obispo auxiliar en la historia en ser cardenal. Un reconocimieno que tenía un motivo de fondo: su fidelidad al espíritu de san Óscar Romero.

MONS. GREGORIO ROSA CHÁVEZ
Una bellísima carta pastoral, de modo que yo vengo en su nombre a algo que él tenía que haber recibido, pero Dios lo llamó antes y lo coronó con el martirio. Yo vengo en su nombre a algo que él tenía que haber recibido, pero Dios lo llamó antes y lo coronó con el martirio.

Óscar Romero y Rosa Chávez vivieron una época convulsa en El Salvador. Durante la guerra civil, que comenzó en 1979, el régimen ejerció una fuerte represión contra sindicalistas, políticos, religiosos y sacerdotes. 

Romero denunciaba continuamente las injusticias del gobierno. Llegó a hacerlo hasta el día antes de su muerte, el 24 de marzo de 1980. También fue tachado de “obispo rojo”. 

ARIEL BERAMENDI
Autor, “Conversaciones con el cardenal Rosa Chávez”

Tenía muy mala prensa, sobre todo, en Roma tenía muy mala prensa porque desde El Salvador mandaban, desde la Embajada y demás, reportes e informes sobre el actuar de Óscar Romero. Después de su martirio, de lo que hoy se conoce como martirio, que le llevó a la Santidad, la figura de Óscar Romero fue, digamos, sepultada.

De hecho, inmediatamente después de su muerte, las personas cercanas a él fueran marginadas.

ARIEL BERAMENDI
Autor del libro “Candidato al Premio Nobel de fidelidad”

Gregorio Rosa Chávez era un amigo, un secretario, un confidente de este arzobispo, y como consecuencia de esa amistad, también Gregorio Rosa Chávez , que ya era obispo auxiliar, fue marginado. De hecho, lo mandan a ser párroco a una parroquia periférica siendo obispo auxiliar.

Ariel Beramendi cuenta esta etapa en el libro entrevista que realizó al cardenal salvadoreño. Se titula “Conversaciones con el cardenal Gregorio Rosa Chávez: Candidato al “Premio Nobel de fidelidad”. Ahí explica cómo la vida de este purpurado ha estado marcada por san Óscar Romero, canonizado en 2018 por el Papa Francisco. 

ARIEL BERAMENDI
Autor, “Conversaciones con el cardenal Rosa Chávez”

Es una forma de viajar con el cardenal Gregorio Rosa Chávez y descubrir su vida: su adolescencia, su vocación, su episcopado. Luego, también las dificultades que tuvo y, luego, el cardenalato.

El título del libro tiene historia. En su encuentro en 2019 con obispos de Centroamérica en Panamá, el Papa habló del cardenal Rosa Chávez, al que calificó como “candidato al Premio Nobel de fidelidad”. 

PAPA FRANCISCO
La reflexión que quiero compartir con ustedes, bajo la figura de Romero. Sé que entre nosotros hay personas que lo conocieron de primera mano, como el cardenal Rosa Chávez, de quien el cardenal Quarracino me dijo que era “candidato al Premio Nobel de Fidelidad”.

Aunque el libro fue escrito en 2019, trata temas de plena actualidad como los casos de abusos dentro de la Iglesia o la oposición al Papa Francisco. 

Este libro servirá para dar a conocer en profundidad a Gregorio Rosa Chávez y, con él, parte de la historia de El Salvador.

CA