Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

¿Cómo se puede conseguir la indulgencia plenaria del Jubileo?


FRANCISCO

"No olvidéis esto: el Señor no se cansa nunca de perdonarnos. Somos nosotros que nos cansamos de pedir perdónâ?. 

Para los católicos, el Jubileo es un buen momento para la reconciliación con Dios. En este caso, además, su tema central es la Misericordia, por lo que el sacramento de la confesión adquiere un papel protagonista.

MASSIMO DEL POZZO

Pontificia Universidad de la Santa Cruz

"Cada pecado conlleva una culpa y una pena. La culpa se perdona en la confesión pero falta la expiaciónâ?.

La expiación supone la remisión total de la pena se realiza mediante obras buenas que demuestran el arrepentimiento. Para favorecer esta reconciliación con Dios la Iglesia ha previsto las indulgencias plenarias.

MASSIMO DEL POZZO

Pontificia Universidad de la Santa Cruz

"Es una gran manifestación de misericordia y piedad. La Iglesia muestra su maternidad poniendo a disposición medios para arreglar todas las deudas y consecuencias del pecado â?.

Para conseguir la indulgencia plenaria es necesario realizar una acción especial, que en el caso del Jubileo es atravesar la Puerta Santa.

Esta acción debe estar acompañada por otras 5:

En primer lugar desear firmemente no pecar más, ni siquiera venialmente. Este deseo se pone de manifiesto con la segunda acción: la confesión. 

FRANCISCO

19 de febrero, 2014

"Pero 'padre, me da vergí¼enza'. También la vergí¼enza es buena. Es saludable sentir un poco de vergí¼enza. La vergí¼enza es saludable. Cuando una persona no siente vergí¼enza, en mi paí­s, se dice que es un 'sinvergí¼enza', un sinvergí¼enzaâ?.

La tercera es recibir la comunión, la cuarta, rezar el Credo y la quinta, rezar por la persona e intenciones del Papa. Aunque no es necesario realizar estas acciones en el mismo dí­a en que se cruce la Puerta Santa, sí­ que es recomendable.

Para que también puedan obtener la indulgencia plenaria los que no pueden viajar a Roma el Papa ha pedido que cada diócesis abra una Puerta Santa. Para los que estén en la cárcel ésta será la puerta de su propia celda y la indulgencia tendrá la misma validez que la de San Pedro. 

JRB

MG

JM

-BN

Up:AC