Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La cerradura de Roma desde la que se ven tres Estados diferentes


¿Saben para qué hacen cola todas estas personas?

¿Y por qué hacen fotos delante de una puerta?

La respuesta está en esta cerradura. Miren qué imagen única. La cúpula de San Pedro como fondo de estos jardines.  

Es la Villa del Gran Priorato que se alza sobre la colina romana del Aventino y que pertenece a Órden de Malta desde hace más de 700 años. 

ENRICO FLORIDI

Consejero. Embajada de la Orden de Malta

"Es una meta continua de visitantes porque desde el agujero se ven a la vez tres estados soberanos: La Órden de Malta, propietaria de la Villa; el Estado italiano y como fondo la cúpula de San Pedro con el Vaticano. Es algo bastante curioso, que no sucede en otros paí­ses".

Es un jardí­n a la italiana con los setos bajos de boj, pero hay más: La Villa Magistral, sede de la Embajada de la Órden de Malta ante Italia, y la Sala del Capí­tulo, donde se eligen a los grandes maestres de la Órden cada vez que fallece el anterior, algo que recuerda a los cónclaves vaticanos.

La Soberana Orden militar y hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta nació hace más de 9 siglos durante las cruzadas, tiene su sede en Roma y está reconocida como sujeto de derecho internacional. Hoy en dí­a su labor solidaria es fundamental, por ejemplo, en la crisis de los refugiados.

MARIANNA BALFOUR

Orden de Malta

"En estos 900 años la Orden de Malta ha llevado a cabo actividades de asistencia humanitaria. Ahora mismo está presente con proyectos de naturaleza médico-social en 120 paí­ses y tiene relaciones diplomáticas con 106, entre ellos las Naciones Unidas y la Unión Europea".

La larga historia de la Orden puede apreciarse también dentro de la iglesia de la villa, dedicada a San Marí­a del Aventino. Estas banderas representan los antiguos reinos a los que pertenecí­an los caballeros del siglo XV.

La iglesia tal como se conoce hoy es más nueva, del siglo XVIII. Su estilo homogéneo y particular es marca del arquitecto Giambattista Piranesi, que aquí­ dejó su gran obra: el rediseño de todo el complejo y la plaza dónde se encuentra.

ENRICO FLORIDI

Consejero. Embajada de la Orden de Malta

"La iglesia existe desde hace muchos siglos, pero por orden del cardenal Rezzonico, nieto del Papa Clemente XIII Piranesi construyó desde cero la fachada y rehizo el interior con su particular estilo de estuco".

Un estilo que se refleja también en el altar, recientemente restaurado para limpiar la suciedad que habí­an dejado los años. Representa el apoteósis de San Basilio, uno de los protectores de la Orden, elevándose al cielo sobre una gran esfera que representa la Tierra. A sus pies se encuentra la cripta que alberga las tumbas de los dos últimos grandes maestres.

Es un lugar privilegiado desde el que contemplar la Ciudad Eterna y mantener el prestigio de una de las instituciones que se mantiene viva y activa a pesar del paso de los siglos.