Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Desde Alemania hasta Roma para alegrar con su música la Plaza de San Pedro

Vienen desde un pueblo de Alemania con un doble objetivo: asistir a la audiencia general del Papa Francisco y tocar aquí, en mitad de la Plaza de San Pedro. El grupo se llama “Cucumber brass” y está formado por católicos, protestantes y bautistas que dicen tener la misma creencia cristiana.

“Sentimos que se trata de una comunidad grande y unida. Aunque había mucha gente había mucho silencio y nos sentimos realmente unidos como hermanos”.

Tocan para alabar a Dios, pero también para divertirse. Por eso, aunque no han podido hacerlo frente al Papa, lo hacen rodeados del público que se acerca al oír estos acordes.

“Queríamos tocar dentro, pero como no estaba permitido y no queríamos crear problemas tocamos aquí, para la gente y para Dios”.

Las palabras del Papa les han recordado que en la vida hay momentos dulces y amargos, pero que al final de los tiempos les espera el abrazo del Padre

“Cruz y paraíso están juntos, incluso en la vida. Tenemos cruces pero también el paraíso, y sabemos que al final del todo es esto lo que nos espera”.

Con la alegría de haber escuchado la catequesis de Francisco, los “Cucumber brass” permanecen en la plaza, animando a decenas de peregrinos que se paran a escucharlos y fotografiarlos.