Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Universidad Católica de Costa Rica acoge simposio sobre ecología organizado por el Vaticano

Del 29 de noviembre al 1 de diciembre, Costa Rica acoge el simposio internacional de ecología Laudato si', que estudiará el pensamiento ecológico de Benedicto XVI y de Francisco.

El lema es “El cuidado de la casa común, una conversión necesaria a la ecología humana”. Analizarán el comportamiento ecológico de los países para valorar si aceptan lo que el Papa propone en su encíclica.

Por eso, a raíz del simposio lanzarán el observatorio Laudato si', que permitirá medir estos comportamientos con un ranking periódico. 

FERNANDO SÁNCHEZ
Rector, Universidad Católica de Costa Rica

“Nuestro gran objetivo: generar incidencia. Responder a lo que el Papa está pidiendo, generar conciencia y generar cambios. FLASH 05:43-05:55. La idea del simposio es tomar conciencia de lo que está pasando con la casa común y definir cambios puntuales en buenas prácticas que efectivamente impacten positivamente en el medio ambiente”.

La Fundación Ratzinger y la Universidad Católica de Costa Rica son las anfitrionas de este evento que reunirá al presidente del país, Luis Guillermo Solís, con expertos mundiales y autoridades del Vaticano como Federico Lombardi, presidente de la Fundación Ratzinger, o los cardenales Marc Ouellet y Giuseppe Versaldi. Tratarán cuestiones ambientales como la escasez del agua o la contaminación del aire, pero también la educación, la tecnología o la salud.

El simposio ya cuenta con más de 700 inscritos y representantes de 18 países.