Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Vaticano actualiza normas para religiosas: Nos sentimos privilegiadas de poder vivir nuestra vida de un modo nuevo


La Santa Sede ha publicado “Cor Orans”, una actualización de las normas para las religiosas de vida contemplativa en monasterios de rito latino. La han presentado los números dos y tres de la Congregación vaticana para Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica.

Esta religiosas que vive en un monasterio dice que estos cambios influirán muy positivamente en su día a día.

SOR MARIA MAGDALENA ISABELA DE LA TRINIDAD
Adoratrices Perpetuas del Santísimo Sacramento
“Al establecer una formación más completa, da como una guía para que se pueda descubrir realmente la vocación de la persona y pueda vivirla en plenitud, sin confusiones, sin complejidad, -algo que es tan sagrado para vivir y se viva de una manera que se desconoce”.

La nueva Instrucción reconoce una “autonomía jurídica de vida y gobierno”, de forma que para la mayoría de las cuestiones, las religiosas responderán ante sus superioras inmediatas del monasterio, sin necesidad de recurrir a obispos o a la Santa Sede. Esta autonomía ya estaba en vigor en los monasterios masculinos.

P. SEBASTIANO PACIOLLA
Subsecretario, Congregación para Institutos de Vida Consagrada
“Los monasterios masculinos ya tienen su reglamentación interna y cuentan con autonomía propia. Mientras que los femeninos mantienen la tradición antigua y dependen directamente de la Santa Sede. Por eso, la Santa Sede ha actualizado las normativas para los monasterios femeninos”.

Desde ahora, federarse con otros monasterios y impulsar el plan de formación. Sor María Magdalena está de acuerdo en que una mejor formación les ayudará a vivir con plenitud su entrega a Dios. 

SOR MARIA MAGDALENA ISABELA DE LA TRINIDAD
Adoratrices perpetuas del Santísimo Sacramento
“Nos sentimos privilegiadas de que a nosotras, como vida contemplativa, se nos dedique un tiempo y un espacio para darnos una normativa que nos llevarán a vivir esta vida trascendental de una manera nueva, porque somos generaciones nuevas. Es muy importante porque las generaciones nuevas no hemos conocido todo lo del Concilio Vaticano II, todo eso que fueron también renovaciones, y ahora esta renovación nos llega muchísimo al corazón”.

En la presentación, monseñor Rodríguez Carballo recordó que hay unas 40 mil religiosas que siguen una vida contemplativa y que la Santa Sede espera que los cambios se efectúen lo antes posible en todos los monasterios para que puedan vivir plenamente su vocación.