Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Se sientan a almorzar con refugiados, para conocer personalmente sus historias


FRANCISCO
“¡Hermanos y hermanas, no tengáis miedo de compartir el viaje! ¡No tengáis miedo! ¡No tengamos miedo de compartir la esperanza!”

Durante una audiencia general en septiembre de 2017, el Papa invitó a apostar por la cultura del encuentro e inauguró la curiosa campaña de Cáritas “Compartiendo el viaje”. 

Ya ha pasado mucho tiempo desde que comenzó, pero sigue lanzando buenas ideas como este evento en un comedor social de Roma, que reunió a refugiados y figuras públicas y de la Iglesia. 

OLIVIERO FORTI
Departamento migración, Cáritas Italia
“La idea es construir puentes entre nuestro país y los países de los refugiados. A menudo hablamos sobre migración sin conocerlos. Hoy podemos vivir una experiencia con refugiados, por ejemplo, este almuerzo para escuchar directamente sus historias”.

MICHEL ROY
Secretario General, Cáritas Internacional
“Cuando conoces a un refugiado, ocurre algo especial entre tú y él. Cambia tu forma de ver a esa persona, te preguntarás por qué ha escapado, por qué ha viajado hasta aquí. Tu corazón cambiará y sentirás que has cambiado”.

Participaron voluntarios, familias y religiosos. Compartieron una comida caliente y hablaron con refugiados asistidos por Cáritas en Roma. Por ejemplo, conocieron a esta madre argelina que estaba abrumada por la alegría y la gratitud. 

NOURHOUDA TOUTENANE
Refugiada
“Quiero dar las gracias a todos por ayudar y proteger a mis dos hijos y esperamos que las cosas sigan así de bien. Creo que esto es genial, porque me gusta conocer gente nueva, hablar y comer con ellos”.

El almuerzo es parte de una semana especial de actividades de la campaña de Cáritas. Durante ella, las 165 organizaciones que la componen están promoviendo actividades con refugiados. Otra buena idea para difundir la cultura del encuentro que propone el Papa Francisco.