Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Presos panameños construyen confesionarios para la JMJ


En enero de 2019 se celebra en Panamá la Jornada Mundial de la Juventud. El país entero se está volcando con este evento en el que participarán al menos 300 mil jóvenes de todo el mundo. 

También están ayudando 35 presos de los penales “La Joya” y la “Nueva Joya”. Ellos se han encargado de construir 250 confesionarios, donde los jóvenes pedirán perdón.

La subdirectora del sistema penitenciario ha agradecido la idea porque este proyecto ayuda para los prisioneros a sentirse parte de la JMJ y de la sociedad. Además, con él aprenden nuevas técnicas de trabajo.

SHARON DÍAZ
Subdirectora, Sistema penitenciario de Panamá
“Están haciendo su mayor y mejor esfuerzo, para que este trabajo que están haciendo sea valorado, dignificado y reconocido. Como lo que hicieron con sus propias manos y con el amor a este evento”.

Los presos ven este proyecto como una oportunidad de aprender un oficio para cuando salgan de la cárcel. También han aprendido a trabajar en equipo y a colaborar. 

Lo curioso es que aunque no todos son católicos, sí se sienten parte de la JMJ. 

FELIX SALINAS
Preso
“Me siento bien por este mega proyecto que ha venido, y que haya tenido la oportunidad de aprender algo de aquí, para no salir a lo mismo. Porque aquí es donde uno cambia y se forma para presentar el resto de la vida que nos queda allá afuera”.

LUIS DOMÍNGUEZ
Preso
"No solo son confesionarios, sino que vamos a estar a la vista del mundo. Sabemos de que en el 2019 seremos nosotros el centro mundial de la jornada y me siento muy bien de saber de que jóvenes de todo el mundo vendrán y utilizarán lo que nosotros hemos confeccionado con tanto aprecio y esfuerzo".

Están preparando dos modelos de confesionarios. La diseñadora de interiores que los ha ideado se ha inspirado en las líneas curvas del logo de la JMJ y en sus colores.

Los confesionarios estarán en una zona llamada “Parque del perdón”. Y aunque los presos no podrán ver sus obras expuestas, se sienten contentos de que ayuden a muchas personas a comenzar de nuevo.